Harun al-Rashid

Espacio para el Ensayo, la Historia y el Arte

Einen Schwarzen Adler

JUEVES, 7 DE ENERO DE 2010

Al Coronel EP (r), don Rafael Córdoba Rivera y a mi hijo Jamil Raúl Siabala Valer

Coronel César Guerrero 2

 Julio César Guerrero

(Cajamarca 1887-1982)
Teniente coronel del Ejército Peruano
Oberst (Coronel) del Ejército de Alemania
General del Ejército de Bolivia
Águila Negra (Schwarzen Adler) del ejército pruso-alemán

Orden prusiana Swarzen Adler

Orden prusiana del Águila Negra

Majestuosa y legendaria se presenta la figura y carácter de este oficial peruano del arma de artillería, maestro en el arte de la guerra de guerrillas.

Cuanto más grande resulta el olvido en que la historia nacional le tiene sumido, su fama, ocultada por cortinas de ingratitud, inopia y estulticia se agiganta con los años dentro de los escasos círculos de quienes le tenemos presente y respetamos su memoria. Hay una deuda con él.

Ni su severa preparación militar, la valiosa experiencia de combate adquirida en notables campañas internacionales, su dominio del idioma alemán y dotes didácticas le resultarían suficientes para que le fueran reconocidos méritos que jamás buscó; tampoco el hecho poco frecuente, sino único, que durante su estancia en Prusia como ayudante del ministro diplomático del Perú, general Andrés A. Cáceres, tan admirado por el Kaiser Guillermo II y a instancias de este emperador, tomase la dirección de la revista militar alemana Das Krieg (La Guerra) tanto que, además, se desempañaba en calidad de coordinador del estado mayor alemán, bajo el mando del general Paul Emil von Lettow-Vorbecken, a quien habían confiado la defensa de las colonias de Alemania en el África central, Camerún y Tanganika, la Tanzania actual, en la Gran Guerra; estos hechos serían insuficientes o la causa, agregamos, para que la posteridad nacional no quiera reconocerle su singular importancia.

Su experiencia en el ataque y resistencia con guerrillas comprende un vasto escenario de campañas, que por lo apasionante, no hay espacio suficiente para hacerle homenaje; tampoco es necesario pretender hacer historia de todas ellas: Frente ruso de los Lagos Masurianos; su contacto con los generales Hindemburg y Ludendorff y la victoria de Tannenberg; su participación como asesor en la Guerra de Bolivia contra el Paraguay, llamada Guerra del Chaco; Maniobras del ejército alemán en Europa; invitado a presenciar las maniobras del Ejército Soviético; presencia en las guerrillas de China; etc.; etc.

 Deseo concretarme a su valiosa actividad en Prusia durante la Gran Guerra.

 Primera Guerra Mundial, África central

El mayor Julio C. Guerrero se agrega a las tropas del Deutsche-Afrika Schutztruppe (Fuerza alemana de protección de África) que en 1914 ya se encontraban en el África oriental alemana a las órdenes del coronel, luego general Paul Emil von Lettow-Vorbeck, quien contaba únicamente con las escasas fuerzas de la zona, unos 3000 soldados apoyados por 12 compañías de nativos guerreros o askaris.

Las fuerzas británicas coloniales de Rodesia reforzadas por tropas expedicionarias fuertemente equipadas procedentes de la metrópoli eran una severa amenaza. Alemania se empeñaba en un largo frente en Europa y no era posible distraer elementos; por estas consideraciones y usando el sentido práctico de la economía y eficiencia germanas operaría von Lettow-Vorbecken.

Mariscal Andrés Avelino Cáceres Dorregaray (1833-1923)

General Andrés A. Cáceres,  (1836-1923)

La participación del militar peruano en su calidad de coordinador del estado mayor, resultaba importante entonces, pues llevaba aprendida la escuela adquirida en el Perú y enseñada por el general Andrés A. Cáceres en su resistencia de la Breña durante la Guerra del Salitre (1879-1883), una experiencia rica en organización, concepción logística y golpes de sorpresa que le hizo célebre contra el invasor chileno en las serranías del Centro del Perú, muy útil por tanto al habilísimo von Lettow, penetrado de las audaces tácticas del general Andrés A. Cáceres, conforme se puede conocer en el siguiente enlace. (Resistencia y asalto a Concepción)

Von Lettow-Vorbeck, al iniciarse la guerra en Europa fue sordo a los mandatos de Berlín de mantenerse a la defensiva, pues en el terreno de las operaciones militares tenía la convicción que la única posibilidad de victoria consistía en un certero ataque contra el  enemigo que rodeaba las posesiones alemanas, antes de que estuviese preparado para repelerlo, es decir una aplicación de conceptos decisivos de previsión, anticipación y rapidez.

Paul Emil von Lettow-Vorbeck desfilando con sus askari (400×240)

Tropa guerrillera askari desfila con su comando prusiano, 1915

En noviembre de 1914, las tropas coloniales británicas iniciaron un ataque anfibio contra la ciudad de Tanga, a los pies del célebre Kilimanjaro, la montaña más alta del África, que se convertiría en la mayor batalla de la I Guerra Mundial en suelo africano pero fueron derrotadas por aquellas escasas tropas alemanas que victoriosas pasaron al ataque de las líneas del ferrocarril construido por los británicos.

El 18 de enero de 1915 este cuerpo de ejército, notablemente eficaz, aunque escaso de hombres y pertrechos, volvió a derrotar a los británicos en la batalla de Jassin. Estas victorias iniciales le permitieron capturar nuevas armas y víveres al enemigo con los que pudo suministrarse mejor al pequeño ejército, pero a costa de considerables bajas.

En la Batalla de Tanga, de 1914 -la mayor victoria de Paul von Lettow-Vorbeck en Paul Emil von Lettow-Vorbeck, el León del África (1870-1964)África- aquel cuerpo germano quedó seriamente disminuido en hombres y equipos lo que le forzó al cambio de estrategia, sustituyendo los combates directos por la guerra de guerrillas contra los británicos procedentes de sus colonias de Kenia y Rodesia. Aquí el mayor Julio Guerrero habría de recomendar, poner en práctica, colaborar con los planes y adquirir, por reciprocidad, mayor experiencia en la ciencia de la guerra de guerrillas conformada además por soldados nativos, tomada, qué duda cabe, de la gran experiencia peruana, escasamente 32 años antes contra el invasor chileno en los breñales de la sierra central.

Con el claro propósito de dar alivio y facilitar la victoria alemana en el frente de Europa occidental, el exitoso general von Lettow, dispuso múltiples y sorpresivos ataques contra fortificaciones, líneas de ferrocarril y comunicaciones para forzar también a los británicos a enviar más hombres y armas al África a costa de retirarlos de Europa.

En marzo de 1916, cuando los británicos lanzaron una nueva ofensiva con 45000 hombres, los alemanes nuevamente se aprovecharon de su conocimiento del terreno para emboscar al enemigo, infligiéndole grave derrota en Mahiwa, en octubre de 1917; allí los británicos perdieron 1600 hombres y los alemanes sólo 100, lo que prueba lo eficaz que resulta, pese a las contingencias, un puñado de soldados hábilmente dirigidos con un estupendo soporte de estado mayor.

El 13 de noviembre de 1918, dos días después de producirse la rendición de Alemania, sin condiciones, vuelven estos veteranos soldados-guerrilleros a derrotar a los británicos en Kasama. Finalmente, enterado von Lettow-Vorbeck, ahora apodado Der Afrikaner Löwe, el León del África, que la rendición alemana era un hecho, sus tropas entregaron las armas en Abercorn, actualmente Zambia.

Corolario

La ancianidad del comandante Julio Guerrero transcurrió en su modesto hogar en Cajamarca, rodeado de su familia y considerable biblioteca que comprendía, entre valiosos libros y traducciones propias, más de sesenta obras editadas e inéditas, de ellas Guerra de Guerrillas y Belicología que las ofreció al Ejército en calidad de donación, gesto tratado con desdén por quienes en los años 70s tenían a su cargo los asuntos del Ejército, clara muestra de envidia y mezquindad, bajo pretextos intonsos de falta de dinero; finalmente el editor centroamericano Carlos Milla Batres compró los libros y derechos de autor de nuestro biografiado a precio de regalo sin resultado editorial conocido. Estupenda biblioteca que debería pertenecer a la nación.

El mismo sentimiento negativo hizo que al ilustre Guerrero,  autor entre otras obras: Memorias del General Andrés A. Cáceres y La Guerra de las Ocasiones Perdidas, además, celebrado conferencista en materia de resistencia y guerrilla, no se le reconocieran sus grados de coronel del ejército alemán y general del ejército boliviano.

Murió en la modestia de su hogar, dentro de la pobreza, a la edad de 95 años, pero hasta el último de sus días su pensión de general le fue honrada por el Congreso de Bolivia.

Estamos pues, qué duda cabe, ante un selecto Schwarzen Adler (Águila Negra) del Imperio prusiano.

Africa Alemana del Sudoeste

Tropas coloniales Alemanas en el África

A continuación inserto un interesante artículo respecto al coronel Julio C. Guerrero, publicado en el diario La República, por el historiador peruano, Juan José Vega (1932-2003), el 29 de abril de 2001:

http://larepublica.pe/politica/323788-el-comandante-julio-cesar-guerrero-por-juan-jose-vega

Fuentes

Wikipedia, Primera Guerra Mundial.

Memorias Del General Andrés A. Cáceres. Ed. Milla Batres, Lima, 1986

Foto, Ídem.

Tropa alemana en África. Tomado, sin confirmar, de Flickr

Publicadas por Luis Siabala Valer Hora 11:12:00

Etiquetas: Breña, Cáceres, Guerra, Hindemburg, Kaiser, Ludendorff, Resistencia, Salitre, Tannenberg, Masurianos, Berlín, Concepción, guerrillas

Anuncios

Navegación en la entrada única

25 pensamientos en “Einen Schwarzen Adler

  1. Manuel Pueyo en dijo:

    Una vez mas me sorprendes con tu aparente pluma fácil, lejos de ello tu escrito, como muchos otros que he tenido el placer de leer, te sumerge y te lleva de la mano hasta que la última palabra te despierta de la aventura que parece vivida por uno mismo.

    Independientemente de lo agradable de tu escrito,alabo la labor de recopilación de datos y tu deseo de engrandecer la labor de esos personajes, tan importantes en la vida de una nación; son tus palabras tus escritos las que posiblemente, devuelvan a la vida dichos personajes ante los demás, así lo deseo e imagino que tu también con ese ahínco de quien ama a su pueblo ante la desidia de los gobernantes, que no solo ahí, si no también aquí, hacen de la incultura su arma para empobrecer las mentes del pueblo.

    Muchas gracias por incluirme entre aquellos que tienen la fortuna de leerte, mi abrazo desde España (Galicia ) para ti y los que te rodean .

    Le gusta a 1 persona

  2. Fernando Díaz Tenorio en dijo:

    QUERIDO HERMANO:

    GRACIAS POR REGALARNOS EL FRUTO DE TU INVESTIGACIÓN, IMBUIDA COMO SIEMPRE DE PASIÓN, ESFUERZO Y DEDICACIÓN, QUE EXTRAE DE LAS INSOLDABLES PROFUNDIDADES DE LA INDIFERENCIA Y AUSENCIA DE RECONOCIMIENTO, EL CASO DEL EXTRAORDINARIO MILITAR PERUANO QUE NOS PRESENTAS, MANTENIDO POR TANTO TIIEMPO EN EL OVIDO, COMO SI EN NUESTRO MEDIO ABUNDARAN CASOS COMO EL SUYO.
    CREO QUE, COMO BIEN SUGIERES, LOS PROPIOS HECHOS QUE CONSTITUYEN EL MÉRITO DE ESTE PERSONAJE, PODRÍA SER LA CAUSA PARA QUE LA POSETRIDAD NACIONAL NO QUIERA RECONOCERLE SU SINGULAR IMPORTANCIA. QUIZÁS, ME PREGUNTO, SI POR CONSIDERAR QUE TALES HECHOS NO HAN SIDO REALIZADOS EN BENEFICIO DIRECTO DEL PAÍS.

    UN FUERTE ABRAZO:

    FERNANDO

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Fernando:

      Aguda tu observación respecto a si los esfuerzos militares y asesoría brindada a ejércitos extranjeros podrían haber sido la causa que al comandante Guerrero, del arma de artillería, no se le hubiera tomado en cuenta. Pero lo creo improbable, la erudición dentro de las carreras, en especial la militar no suelen ser necesariamente materia de progreso personal. Guerrero demoró diez años en ascender de teniente a capitán, como apunta uno de los pocos que han estudiado a este personaje, En el blog he colocado, entre las fuentes, una interesante referencia del historiador Juan José Vega a este respecto.

      Un abrazo hermano,

      Lucho

      Me gusta

  3. Fernando Mañueco Ordóñez en dijo:

    Estimado amigo Luis

    He leído con atención tu excelente trabajo sobre el injustamente olvidado teniente coronel don Julio César Guerrero. Has hecho un gran trabajo de documentación para recorrer con precisión los grandes hitos en la vida de este hombre.

    Su muerte en la pobreza debe servir para llamar la atención de las instancias públicas, para alentar su recuerdo y para poner en valor su dilatada vida y su extenso legado como militar y como persona.

    Reitero que has hecho un gran trabajo, amigo Luis. Gracias por mostrármelo.

    Recibe un fuerte abrazo.

    Fernando

    Le gusta a 1 persona

    • Fernando Mañueco Ordóñez en dijo:

      Gracias Fernando:

      Pocos pueden como tú expresar sentimientos sinceros y cabales respecto de las personas, en sus vidas de complejidad y compromiso. Por mi cuenta he observado después de los años que tenemos en esta maravillosa correspondencia de fotos y contactos con la belleza externa, que tu mayor pasión se encuentra en la contemplación de la naturaleza en sus aspectos más sencillos y es la causa, que duda cabe, que seamos muchos los que seguimos tu hermosa galería.

      Un afectuoso abrazo querido amigo

      Luis

      Le gusta a 1 persona

  4. Aníbal Cárdenas en dijo:

    Gracias Lucho por hacernos conocer personajes y situaciones de las que no teníamos la menor idea. En este caso, un militar para la exportación cuyos méritos, como señalas, no sólo no fueron reconocidos sino ignorados olímpicamente.

    Saludos

    Aníbal

    Le gusta a 1 persona

  5. Guillermo Lam Almonacid en dijo:

    Don Lucho:

    El mayor Guerrero, nunca será olvidado. He leído dos de sus libros, allí me enteré que hasta cuatro combatientes tenían el apellido Almonacid, y formaban parte de la guerrilla Cáceres. Mis abuelos maternos eran caceristas, mi abuelo era de Concepción y mi abuela de Jauja. El mayor Guerrero en sus escritos nos hace reflexionar, cómo un puñado de peruanos de los pueblos del valle del Mantaro comandados por Cáceres, tomaron las armas para seguir combatiendo al chileno invasor, después de San Juan y Miraflores. El mayor Guerrero merece nuestro reconocimiento y respeto por siempre, y quizás una distinción oficial, In Memoriam, de parte del estado peruano, que es lo menos que se espera.

    Guillermo Lam Almonacid

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Guillermo:

      Qué grata sorpresa saber que por la rama materna eres descendiente de bravos breñeros de Concepción y de Jauja a la par que lo es nuestro condiscípulo AU55 Máximo Sánchez Arévalo, del coronel Máximo Tafur, uno de los oficiales distinguidos de Cáceres en la campaña del Centro.

      Si sus nombres no fueron registrados en las listas del comandante guerrillero, teniente coronel provisional Ambrosio Salazar Márquez por la premura de la numerosa y voluntaria recluta se hace comprensible tal omisión, como la de muchos otros, no significa por ello que no lo hayan sido. El mayor Julio C. Guerrero, quien llegó a manejar documentación de importantísimo valor histórico, los cita por lo que basta para tener la certeza que los Almonacid también repartieron plomo el 9 de julio de 1882.

      Gracias por tus hermosas palabras querido Guillermo, ampliaremos los comentarios en la próxima reunión de AU55. Un abrazo

      Me gusta

  6. Dorelly Ruiz Barraza en dijo:

    Tu importante artículo merece el apoyo de personas que puedan valorar la ejemplar existencia de un peruano olvidado y quien mereció en vida el reconocimiento de extranjeros de alta investidura. Peruano culto y militar de buena preparación.

    Te felicito por rescatar del olvido a este compatriota y empezaremos a buscar el apoyo necesario para que este magnífico peruano

    Un abrazo efusivo,

    Dore

    Le gusta a 1 persona

  7. Marco Campos en dijo:

    Si ésto hacen nuestros militares con sus colegas, ¡qué no harán con los que no lo somos!. Perú no cultiva entre sus ciudadanos valores como solidaridad, justicia, verdad, etc. sino individualidad, injusticia, viveza, etc.
    Este es un lamento por mi País que hoy se ahoga en los antivalores, frutos sembrados de generación en generación.
    Este lamento surge de la denuncia que es tu valiente artículo sobre el comandante Julio Guerrero.
    Muchas gracias por rescatar la verdad sobre el comandante Julio Guerrero.

    Le gusta a 1 persona

    • Luis Alejandrino Siabala Valer en dijo:

      Gracias Marco Antonio por ese maduro concepto de la media imperante que se inclina con fuerza sobre tu concepto. Salvo honrosas excepciones del ámbito general, nuestra nación transcurre la vida ciudadana despojado de valores cívicos que la política educativa absurdamente retiró de los planes de enseñanza y una tolerancia no basada en formales respetos ciudadanos sino en la dejadez por encarar la improvisación y la mediocridad, que urgen severa reversión. Un abrazo.

      Me gusta

  8. Pedro Li Ormeño en dijo:

    Lucho, tu acertado comentario sobre el Tnte. Crl. Julio César Guerrero, fallecido y olvidado por los que hacen la historia del Perú es aterrador, puede ser que motivos políticos causaron ese atropello. Creo que le Ministerio de la Cultura te puede ayudar a recuperar su legado, salvo mejor parecer.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Luis Alejandrino Siabala Valer en dijo:

      Estudiaré la forma y la ayuda que mejor se acerque a nuestro propósito, querido Pedro. Espero poder alcanzar ese logro que ya sería una especie de desagravio. Un saludo y muchas gracias por tu comentario

      Me gusta

  9. Jaime Sandoval Espinoza en dijo:

    Hola Lucho.

    Una doble felicitación.

    La primera, por este artículo tan interesante y necesario para conocer y reivindicar a uno de nuestros héroes olvidados.

    La segunda, por haber retornado a este oficio de la escritura que tú tan bien sabes ejercer. Espero que lo sigas haciendo.

    Gracias y felicitaciones por tu aporte.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  10. luis adolfo en dijo:

    Me reivindico en la idea de aplaudir tu aporte historiográfico, que no caerá en saco roto porque estimula la curiosidad de los que amamos el pasado como recurso de sabiduría.
    Espero logre los frutos que aspira.
    Un sincero abrazo,

    Le gusta a 1 persona

  11. Pingback: Resistencia y asalto a Concepción | Harun al-Rashid

  12. Luis Adolfo Siabala Valer en dijo:

    Luis Adolfo Siabala dijo…

    Es un merecido homenaje a un ilustre y anónimo peruano -hasta este artículo-, soldado de la Nación al servicio de la Alemania del Kaiser, del que confieso desconocimiento pleno: don Julio César Guerrero.

    Al comandante Von Lettow-Vorbeck se le atribuye las tácticas empleadas durante la II Guerra Mundial, los Brandenburgers, liderado por Theodore von Hippel, a quien, a su vez, se le atribuyen las tácticas de ataque sorpresivo contra las líneas enemigas (se dice que esta experiencia la aprendió de Lawrence de Arabia contra los turcos en Arabia). La historia, como se la ha registrado, ha querido reconocer atribuciones y logros en la iniciativa de personajes -con algunas intenciones entre bastidores- a costa de esfuerzos ajenos, como es el caso de Berner Von Braun- Pedro Paulet, para el caso de los cohetes de propulsión y Otto Mergenthaler – Arnaldo Márquez para la linotipia.

    La pluma de un historiador honesto reivindica y exhuma la verdad, tarde o temprano. Este homenaje así lo ilustra.

    17 de enero de 2010, 7:32

    Le gusta a 1 persona

  13. Nelson en dijo:

      Nelson – EL LEGADO DE CACERES |2010-02-23 05:47:12

     Un sentido homenaje a los verdaderos guerreros del Perú y a sus discípulos… Solo mencionare que la preparación y doctrina bélica de nuestro Ejercito después de la guerra con Chile, debió ser en los parámetros de la Doctrina militar alemana…pero la ineptitud aposto por la mediocridad francesa. Otra hubiera sido nuestra realidad militar (empezando por los uniformes)

     19 de julio de 2010, 1:26

    Le gusta a 1 persona

  14. Rafael Córdova Rivera en dijo:

    Rafael Córdova Rivera dijo…

    ESTIMADO HERMANO

    LEI CON MUCHA SATISFACCIÓN LO QUE TU MENCIONAS COMO ´´TÍMIDO HOMENAJE´´JULIO C. GUERRERO FUE OLVIDADO EN SU ÉPOCA POR CELOS EN SU INTERVENCIÓN EN LA GUERRA DEL CHACO, PUES BOLIVIA ERA DIRIGIDA POR UN OSTENTOSO Y LAMENTABLEMENTE MEDIOCRE GRAL KUNDT, VENCIDO POR EL ADMIRABLE ESTRATEGA PARAGUAYO, ESTIGARRIBIA. A GUERRERO LO ACUSARON DE HABER INTEGRADO EN UN COMPLOT APRISTA QUE PARTÍA DESDE BOLIVIA CON EL SUPUESTO APOYO DE GUERRERO…CREO QUE FUE PROCESADO POR ELLO Y CONDENADO AL OLVIDO…DEBEMOS AGREGAR QUE ANTES DE LA IGM ASISTIÓ A VARIAS MANIOBRAS DEL EJERCITO ALEMÁN, QUE LAS CONDENSÓ EN DOS LIBROS MUY VALIOSOS Y, HASTA CREO, QUE PERDIDOS O DESAPARECIDOS.

    UN ABRAZO

    RAFAEL

    Le gusta a 1 persona

  15. Pedro Abad en dijo:

     José Abad dijo…

     Después de leer este artículo, es incomprensible para mí la clamorosa ingratitud de los peruanos que SI conocieron sus acciones militares. Una mezquindad. En especial sus valiosas memorias, traducciones y biblioteca que no fueron debidamente apreciadas por las autoridades.

     Mi felicitación por este homenaje a un peruano de verdad olvidado. Lo tendré presente desde ahora. Muchas gracias don Luis Siabala.

     14 de julio de 2010, 11:01

    Le gusta a 2 personas

Deje usted un comentario, con toda libertad, muchas gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: